Lo vemos en cualquier sitio, los más jóvenes cada vez tienen, durante más tiempo, smartphones entre sus manos. Para ver sus dibujos favoritos, para que se entretengan con un juego mientras se espera en cualquier lugar…

Sea como sea, en muchas de esas ocasiones en las que tienen el móvil entre sus manos, tienen acceso a Internet y otras aplicaciones en las que, en muchos casos, padres y tutores no controlan lo que hacen o por dónde están navegando.

Mientras que muchos expertos recomiendan prohibir el uso de móviles en menores debido a las consecuencias que tienen sobre los pequeños, son muchos los que se niegan a hacerlo.

Para estos casos, y para dar más tranquilidad a aquellos adultos que permiten el uso del smartphone en sus hijos, hay formas de controlar lo que hacen los niños con los dispositivos en cada momento.

Aplicaciones gratuitas de control parental

Con las aplicaciones de control parental los padres podrán ir un paso por delante de los pequeños y, si es necesario, bloquear cualquier acción que estén realizando con el móvil.

  1. Qustodio

Imagen: Qustodio

Qustodio es una aplicación de control parental gratuita que se puede encontrar tanto para Android como para iOS.

Con ella, puedes poner límite en el tiempo de uso, bloquear contenidos inapropiados e incluso juegos y apps. Además, se puede ver toda la actividad en las redes sociales y vigilar las llamadas y mensajes.

Y si necesitas saber dónde está tu hijo, incluye un mapa con el que podrás seguir sus pasos.

  1. Kid’s Place

Imagen: Kid’s Place

Kid’s Place es también gratuita, sin embargo, esta aplicación solo está disponible en Android.

En este caso, tú decides a qué aplicaciones puede acceder a través de un menú exclusivo para los peques de la casa. Además, para cambiar los ajustes de la aplicación o para que los niños puedan salir de ella, necesitarán una contraseña que solo tendrás tú.

Así mismo, puedes decidir durante cuánto tiempo pueden usar cada aplicación y tienes la posibilidad de crear un perfil para cada niño.

  1. Family Link de Google

Imagen: Google Family Link

El gran buscador tiene su propia app de control parental que te avisa en todo momento de dónde accede tu hijo con su dispositivo. Esta aplicación de control parental está basada en el control remoto, es decir, puedes controlar la actividad de un móvil desde otro.

Con ella podrás aprobar o rechazar un acceso a una aplicación, controlar el tiempo de actividad en cada app e, incluso, te ofrece recomendaciones de aplicación por profesores y configurar los límites de tiempo de llamada.

Incluso, si lo ves necesario, puedes bloquear el teléfono para que no pueda usar ninguna función.

  1. Control parental de iPhone y Android

Los propios sistemas operativos llevan integrados sus controles parentales sin necesidad de instalar ninguna App. En ambos casos, puedes bloquear funciones del dispositivo y restringir los accesos a diferentes contenidos. Sin embargo, como ocurre con las aplicaciones anteriores, no existe un panel de control con el que puedes controlar el dispositivo desde otro.

Las aplicaciones comentadas arriba, son solo algunos ejemplos de aplicaciones de control parental que se pueden encontrar, pero cada vez se crean nuevas con más funciones y sistemas de protección dada la creciente subida de móviles de los que sus dueños son menores.

¡Prueba y conserva la que más se adapte a tus necesidades!